Un hombre murió mientras tenía relaciones sexuales con su hija en un motel salteño.

Los empleados del motel «La Siestita”, ubicado en villa María Esther encontraron en la madrugada de ayer a una mujer huyendo y la detuvieron. En la habitación que dejaba estaba el cadáver de un hombre en la cama.

A los pocos minutos supieron que la acompañante, de 32 años era la hija del hombre fallecido y que habrían mantenido relaciones sexuales.

Según explicaron fuentes policiales, el hombre se descompensó y murió por un paro cardiorrespiratorio. En ese momento, la mujer tomó el dinero de los bolsillos del fallecido y las llaves de la moto en la que habían arribado. Cuando quiso huir fue impedida su marcha por una empleada.

La mujer, fue identificada y demorada mientras se inicia la investigación si la muerte del occiso fue provocada, por la víctima del abuso y se concreten las pericias ordenadas por la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.