Un día como hoy, nació la Bandera y se juró obediencia a la Asamblea del año XIII

El 13 de febrero de 1813 en el río Pasaje se juró obediencia a la Asamblea del Año XIII y nació la Bandera Nacional. Desde 1959, la Cátedra de Historia de Humanidades de Salta, divulga el sentido de la ceremonia del Juramento.

A las cinco de la tarde del 10 de febrero de 1813, el Ejército del Norte al mando del general Manuel Belgrano, terminó de cruzar el río Pasaje. Luego, las tropas permanecieron en el lugar hasta el 13. Ese día a la mañana, el ge­neral Belgrano se preparó para presidir un acto solemne. El historiador Alberto Cajal ilustra la escena: “Es un 13 de febrero colmado de luz. Como alineadas, informes pirámides, los cerros verdes perfilan su original arqui­tectura circundando el angosto valle.

Más adelante Cajal describe: al mirar ese pabellón que copia los colores del firmamento patrio, los soldados presienten que en ella se afirma para el futuro, el destino de ‘una nue­va y gloriosa nación’. Erguido el pecho bajo la ajustada casaca, fija la mirada, el gran cuadro es revisado por su Jefe. Después de expli­car el motivo de la formación, Belgrano hace leer en voz alta el oficio remi­tido por el gobierno (orden de jurar).

Luego, con entonación enérgica y em­pleando la fórmula reglamentaria, jura fidelidad a la Honorable Asamblea, haciéndolo él ante el Mayor General Díaz Vélez, quien procede en la misma forma ante Belgrano. Y no bien  recibido el juramento a los coroneles, el General se dirige al Ejército… A su última palabra sucede una delirante explosión de voces que responden afirmativamente a la trascendental fórmula”.

Luego Cajal detalla la última parte de la ceremonia: “Momentos después, Díaz Vélez presenta la bandera y Belgrano dice: ‘Este será el color de la divisa con que marcharán al combate los defensores de la Patria’. Y la pro­longada quietud termina con el desfile de todos, que van a besar, uno a uno, la bandera azul y blanca…”.

El informe posterior de Belgrano a Buenos Aires señala que los soldados hicieron “las más ardientes protestas de morir antes de volver a ser escla­vos”. Finalmente, “por disposición del General -y así se grabó en un árbol de la ribera-, el río se llamaría en adelante ‘del Juramento’, pero juramento a la Asamblea, no a la bandera como se dice equivocadamente”, afirman los historiadores.

Nace la Bandera Nacional

Si bien es cierto que el juramento a orillas del río Pasajes fue a la Asamblea del Año XIII y no a la bandera, no es menos cierto que ese día, el 13 de fe­brero de 1813, nació la Bandera Nacional. Así lo afirma desde 1959, la Cátedra de Historia del Departamento de Humanidades de Salta (exUNT y hoy UNSa), cuando estaba a cargo del Lic. Luis Colmenares. Desde entonces se bregó insistentemente por divulgar el genuino significado de lo acontecido en el río Juramento, habiéndose llegado incluso a reconocer el lugar de la ceremonia gracias al aporte de un criollo del lugar, don Baltazar Guzmán.

Los colores

Los colores celeste, blanco y celeste de la bandera nacional fueron tomados de la escarapela que, según los his­toriadores, fue utilizada por primera vez el 19 de mayo de 1810 por un grupo de mujeres que se entrevistaron
con el coronel Cornelio Saavedra. No obstante, hay quienes señalan que durante las invasiones inglesas (1806-1807), los Patricios ya habían adopta­do el uso del blanco y el celeste.

Muchas teorías conviven cuando se habla de la elección de los colores de la bandera argentina. Para algunos historiadores el origen es religioso ya que eran los colores de los mantos de la Virgen María, de quien Belgrano era muy devoto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.