Súpervecinos

La crisis del COVID-19 está sacando el lado humano de las personas, y los buenos gestos son contagiosos.

La ayuda solidaria sigue en cadena en Cachi, en esta tercera noche de cuarentena obligatoria, don Hugo Sandoval del paraje El Colte, montó un gazebo enviando por el Municipio de Seclantás, para el personal policía que se encuentra trabajando con el control de los vehículos en esa localidad, y para calentar la noche les brindó café.

En la ruta 40, precisamente en el paraje El Angosto, efectivos del 911, se mostraron agradecidos con la familia de Eusebio Mamaní, que lo asiste permanente, a la vez también agradecen la colaboración continúa de los bomberos voluntarios de Cachi, por el almuerzo.

Un gran gesto que se va multiplicando en las comunidades de vecinos por distintos puntos de Cachi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.