Luego de varias gestiones de parte del Intendente de Payogasta Lucas Arapa, Palermo Oeste recuperó, un ícono patrimonial del pueblo, «La Sala»

Ayer el municipio de Payogasta, más precisamente la localidad de Palermo Oeste, recibió la noticia, que un ícono patrimonial de esa localidad «La Sala» estará a cargo de la administración municipal, tras intensas gestiones de parte del Intendente Lucas Arapa ante el Gobierno de la Provincia.

Ante el anhelo y deseos de todos los vecinos de Palermo de recuperar su Sala, el Gobierno de la Provincia le anunció al jefe comunal de ese municipio, que  partir de ahora «La Sala», será  un lugar de uso y beneficio de toda la comunidad.

«Esta gestión la veníamos haciendo mucho tiempo, hace más de un año y medio atrás, veníamos hablando con el Gobierno de la Provincia. En el medio había un comodato de la provincia con congregación de monjes. Este año seguimos insistiendo  con el nuevo gobierno, con  gente de  tierra y bienes de la provincia y hoy por fin recibimos la buena noticia de que nos iban a entregar este la sala. Así que vamos a dar a conocer la noticia a toda la gente el pueblo. Convocaremos a los vecinos a una reunión donde  podremos armar la idea y consensuar juntos, para trabajar en un proyecto socio-productivo en beneficio de toda la gente de Palermo.» Manifestó emocionado Arapa


«Nuestra mayor convicción es hacer  uso responsable de la sala y que  se pueda mantener intacta como está hasta el día de hoy, siempre  buscando un beneficio para  el pueblo» Finalizó el jefe comunal de Payogasta.

La Sala 
La Sala fue construida por  Benjamín Zorrilla dueño de la finca en su momento, movilizando, según cuentan los relatos, a casi toda la población del lugar de dicha finca, para la construcción de la misma, que tiene forma de castillo con almena y  la construcción de una represa para mejorar el sistema de riego de la propiedad. Benjamín Zorrilla fue el patrón, quien ajustó el régimen de arriendo para los pobladores de Palermo. Es probable que con anterioridad a este período pagaran de alguna manera al dueño de la finca -o a quien la explotara- a cambio de un terreno en el cual asentar sus hogares, cultivar para la subsistencia, y alimentar los animales.

En 1986, el Gobierno de la Provincia de Salta compra la finca de Palermo Oeste, a Marcos Zorrilla (nieto de Benjamín Zorrilla), que seguía funcionando con un modelo feudal en pleno Siglo XX, las tierras fueron distribuidas a los arrendatarios y La Sala quedó a cargo del Gobierno de la Provincia.

Luego de más de 30 años, está ícono patrimonial pasa a manos del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.