Josefina Medrano aseguró que «la salud es un derecho constitucional».

Tras la puesta en vigencia del protocolo para la interrupción legal del embarazo, la provincia de Salta se mostró respetuosa de la decisión del Gobierno Nacional a través de las declaraciones de la ministra de Salud Josefina Medrano.

«Desde el Ministerio de Salud provincial vamos a respetar la ley», dijo Medrano tras ser consultada en FM Capital por el protocolo que Macri había vetado en las últimas semanas de su gestión.

«Entendemos que ni los niños ni las madres deben morir y que no debe haber niñas madres y en ese sentido vamos a trabajar para no llegar a esas instancias», agregó Medrano.

El protocolo entró en vigencia este viernes al ser publicado en el Boletín Oficial. Garantiza el cumplimiento de la ley para las mujeres, en casos de riesgo en la salud o violación, y la protección de los equipos médicos, informó Página 12.

El protocolo establece que en los casos de niñas y adolescentes víctimas de violación, la Justicia sólo debe intervenir para proteger a la víctima por la situación de abuso y para la sanción del victimario. «No se debe consultar a la justicia ni pedir autorización para la decisión de realizar ILE ya que la práctica es una responsabilidad del equipo de salud y se decide por pedido de la niña o adolescente», explica. Agrega que el plazo entre la solicitud de la práctica y su realización no debería ser mayor de diez días corridos y ordena que la objeción de conciencia no debe traducirse en obstrucción a la práctica contemplada que el Estado debe garantizar.

Medrano agregó que «como cualquier ley», el protocolo debe ser cumplido. «No nos tenemos que olvidar que la salud es un derecho constitucional, así que tenemos que trabajar y cumplir con eso», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.