El Gobierno de Salta está haciendo una inversión histórica en salud pública.

Está dotando a hospitales del interior con redes de oxígeno que permiten mejorar la asistencia permanente a pacientes con COVID 19, y con otras enfermedades respiratorias.

En octubre el gobernador inauguró el tendido de la red de oxígeno central, en el hospital de General Güemes. Esta red abastece al 75% de las camas del hospital Joaquín Castellanos.

La semana pasada Gustavo Sáenz dejó inaugurado el sistema de generación y distribución de oxígeno y gases medicinales en el hospital Santa Teresita de Cerrillos, donde se invirtieron $ 1.237.600.-

También se habilitó en esa ciudad un módulo de internación anexo para pacientes COVID-19, con aire acondicionado y capacidad para 10 camas, que amplía la capacidad de internado en casi el 50%, que fue donado por la fundación MAPFRE.

Y en Cachi están avanzadas las obras de instalación de la red de oxígeno medicinal. Esperamos que en los próximos días Gustavo habilite en el hospital Arne Hoygaard este moderno sistema que abastecerá las 30 camas del establecimiento.

Así el hospital podrá dar contención a pacientes de localidades vecinas, dejando únicamente la derivación de pacientes graves a Salta Capital.

Seguiremos trabajando para alcanzar el objetivo establecido por nuestro gobernador, que los hospitales del interior provincial cuenten con todo lo necesario para atender a los salteños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.