Arqueologías de la memoria: educación y creatividad en la escuela de Cachi Adentro.

En 2018 se llevó a cabo el proyecto Arqueologías de la memoria en la escuela Ejército Libertador de Cachi Adentro. Se trató de talleres creativos para indagar en la historia local y fue el ganador del 8vo premio Educación y Museos de Ibermuseos otorgado a la Fundación Museo Pío Pablo Díaz. Las responsables de llevar adelante esta iniciativa fueron SIlvina Martínez (Magíster en Educación), como Coordinadora General, y Celia Güichal (Lic. en Comunicación) como  Tallerista.

En cada taller participaron 55 alumnos y sus docentes de la Jornada Extendida de la escuela (4to, 5to, 6to y 7mo grado). Cada encuentro constó de dos partes: un momento de taller en el cual docentes y alumnos trabajaban juntos, y luego una instancia de capacitación docente.

Impulsadas por algunas preguntas que se venían haciendo desde experiencias educativas anteriores, Silvina y Celia se embarcaron en una propuesta que incluyó a muchos invitados. 

¿Qué lugar tiene la historia local en las escuelas?,
¿Qué voces cuentan esa historia y cómo la cuentan?,
¿Cuál es la mirada de la escuela hacia el museo y del museo hacia la escuela?,
¿Cómo vincular arqueología y procesos creativos?

La propuesta tuvo algunas características diferentes a las de una clase tradicional de historia. Eligieron acercarse a la historia de la región a través de distintas voces y miradas de personas que desde sus oficios, artes y profesiones están pensando su lugar, su historia y su presente en los Valles Calchaquíes. Desde los talleres buscaron construir puentes entre la escuela y esas voces: invitaron a arqueólogos, copleros, músicos locales, ceramistas, representantes de los pueblos originarios y de la comunidad escolar a formar parte de los talleres.

Durante el año trabajaron con música, danza, narración, teatro, expresión corporal y artes plásticas. Ambas consideran que la creatividades una vía imprescindible para la construcción del conocimiento y que posibilita la integración de lenguajes, miradas y distintas modalidades de cognición. “El arte es en primer lugar un vínculo y no un objeto” dicen, citando a la bailarina y educadora Inés Sanguinetti.

Fueron tejiendo entre todos una trama de voces y de miradas que dialogaron sobre el mundo habitado, pensando la historia desde sus continuidades y sus rupturas. 

“Vamos hacia un museo vivo, activo, en transformación, -dice SIlvina Martínez- La posibilidad de incluir otras voces, miradas y relatos en la historia es una manera de construir un conocimiento más democrático e inclusivo. Es propiciar la mirada sobre la historia y la información obtenida en las investigaciones arqueológicas como una construcción social activa”.

Algunas escenas de la experiencia realizada:

La línea del tiempo

Mañana de visita al museo, donde los chicos realizaron una búsqueda del tesoro y charlaron con el arqueólogo de la institución.

Bitácoras de viaje

Los chicos prepararon sus bitácoras de viaje que los acompañó durante todo el año. Allí escribieron sus relatos, coplas y tomaron nota en sus salidas al sitio el Tero, Seclantás y el Museo.

La “Ollita”

Doña Agustina cuenta su historia.

Árbol genealógico

Los chicos armaron su árbol genealógico y lo representaron en el espacio. “Poner a la familia en el espacio nos ayuda a dimensionar nuestra historia, a ver todos los que vinieron detrás, los ancestros”, dice Celia Güichal.

Arte del viento

Javier Gutiérrez (Quitu, creador de los talleres de música municipales en Cachi) armó una sikureada con los 60 integrantes del taller para que cada chico y cada docente pueda experimentar lo que él llama ‘la voz del huayra en el cuerpo”. 

Las manos hablan con la tierra

Rolando Velázquez (creador de los talleres municipales de cerámica en Cachi) y Pilar Mari (ceramista de El Churcal) invitaron a los docentes y alumnos a experimentar con la arcilla, y así recordar un saber desde las manos.

La mesa del tiempo

La arqueóloga María Fernanda Zigarán realizó una sabrosa clase con degustación de comidas, para pensar los alimentos desde la historia.

Copla, música y rap

Hilda Corimayo, Javier Gutiérrez y Leonardo Giménez (LB16) cantaron y crearon coplas con los alumnos y docentes.

Viaje a Seclantás

Un viaje a Seclantas y El Colte les permitió reencontrarse con el antiguo arte de los tejedores. 

Rituales

Los chicos representaron a través de la expresión corporal cuatro rituales que forman parte de su vida: la Pachamama, el Día de los muertos, la adoración a la virgen del cerro 

y el carnaval.

Danzar la línea del tiempo

Danzaron los movimientos cotidianos de distintos periodos del tiempo. 

Máscaras de la historia

Crearon las máscaras de la historia

Dejar huella

En esta actividad performática dejaron su propia huella en la historia.

Puentes

Las gestoras de la iniciativa comentan que actualmente se encuentran escribiendo un libro sobre la experiencia, y que han asistido a congresos de Arqueología y de Museos y Educación donde dieron a conocer el proyecto. En todos los casos surgió mucho interés por esta manera de articular la arqueología con proyectos artísticos.

“Partimos desde la necesidad de realizar una propuesta donde se hicieran visibles múltiples miradas y voces sobre la historia. Al terminar, constatamos lo imprescindible de este enfoque para el ámbito de la educación. Ayudó a crear un puente entre la historia local y la experiencia presente, permitiendo abrir preguntas y reflexiones sobre las tramas que los conectan”, observa Silvina. 

“En estos talleres trabajamos desde una memoria corporeizada -comenta Celia-, el cuerpo, para nosotras, es la materialidad de la que parte esta “arqueología de la memoria”, por eso le dimos un lugar primordial a su lenguaje”. 

También cuentan que tuvieron la oportunidad de llevar partes de la propuesta a otras escuelas y colegios de la zona, y concluyen que “cada experiencia enriqueció las consignas y nos trajo una nueva comprensión acerca del imprescindible lugar del cuerpo y el enfoque creativo en el espacio educativo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.