Argentina, con Messi top, está entre los 8 mejores

A la Selección le costó por momentos Australia pero con Leo encendido, con De Paul modo De Paul y Julián Alvarez intratable, ganó 2-1 y ahora va contra Países Bajos.

Argentina salió decidida y sabiendo que iba a tener la posesión de la pelota. Por características, Australia no prefiere tener el control. Así arrancó el partido y a la Selección le cuesta abrir un bloque defensivo compacto, con dos líneas de cuatro muy pegadas. El equipo toca y toca, es paciente y espera el hueco para romper.

En uno de los intentos se dio una jugada polémica, cuando el Papu Gómez encaró de izquierda a derecha, mandó el centro y al pelota dio en la mano de un defensor australiano. El árbitro no vio la infracción aunque en la repetición sí se vio que fue mano. El tema es si estaba o no dentro del área.

Australia se hace fuerte en las jugadas de pelota y en cuanto la Selección se dejó estar un poco, intentó tratando de aprovechar la altura de sus delanteros. Parecieron más peligrosos de lo que realmente fueron.Y mientras nadie encontraba cómo desbloquear el cerrojo australiano, apareció Messi. Y sí, Leo no andaba preciso, había perdido un par de bochas hasta que se conectó a full. Primero para bajar una bocha aérea, acelerar dejando uno en el camino, buscar la descarga y seguir activo esperando la devolución. Devolución que llegaría para que metiera un zurdazo preciso al palo derecho del arquero y el 1-0 era una realidad.

Australia se adelantaba y la Selección sufría un poco con algunas salidas al límite. Pero Argentina le hizo lo mismo a los australiano. Lo fue a presionar en la salida en varias ocasiones hasta que dio resultado. De Paul forzó dos errores en la defensa y Julián Alvarez lo aprovechó para el 2-0.
Fuente: ole.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.